Nuestra Tecnología de Corrientes de Foucault

En la mayoría de nuestros dispositivos utilizamos la tecnología de frenado magnético por corrientes inducidas.

¿Qué son las corrientes inducidas?

Las corrientes inducidas se producen al mover metales no magnéticos a través de un campo magnético.

¿Qué es el frenado por corrientes inducidas?

El frenado por corrientes inducidas utiliza un fenómeno llamado inducción electromagnética, donde el movimiento entre un imán y un metal no magnético provoca una fuerza opuesta al movimiento entre los dos objetos. Como resultado, la energía cinética, que es movimiento, se convierte en energía térmica, que es calor. El frenado se produce sin que haya ningún tipo de contacto. Cuando el material conductor del campo magnético está parado, no hay ninguna reacción. Cuando el conductor se mueve dentro del campo magnético, se generan un campo magnético y unas corrientes inducidas dentro del conductor que se oponen a la dirección de la corriente del campo magnético del imán permanente para crear el efecto de frenado. A esto se le llama una “corriente inducida o de Foucault”, porque la corriente no viaja en línea recta. La corriente inducida se agita dentro del conductor, al igual que un remolino en un río.

Wenn sich der Leiter bewegt, während er sich in dem magnetischen Feld befindet, werden ein Magnetfeld und ein Wirbelstrom innerhalb des Leiters gebildet, der sich der Stromrichtung des Magnetfeldes des Permanentmagneten entgegensetzt und so die Bremswirkung erzeugt. Das nennt man einen „Wirbelstrom“, da sich der Strom nicht in einer geraden Linie bewegt. Der induzierte Strom strudelt innerhalb des Leiters, wie Wirbelströme in einem Fluss.

¿Cómo se utilizan las corrientes inducidas en nuestros dispositivos?

En nuestros dispositivos, un resorte de retracción enrolla la correa en el dispositivo. Cuando una fuerza tira de la correa hacia fuera del dispositivo, los brazos del rotor de aluminio giran dentro de un campo magnético. Esto crea corrientes inducidas. Estas corrientes controlan la fuerza de frenado y, por lo tanto, la velocidad a la que se produce el giro. Esto, a su vez, controla la velocidad a la que sale la correa. Nuestro sistema de frenado por corrientes inducidas se autorregula. Esto significa que la resistencia de frenado se ajusta automáticamente para proporcionar una fuerza de frenado consistente dentro de un amplio rango de pesos de usuarios.

¿Cuáles son las ventajas del sistema de frenado por corrientes inducidas de estos dispositivos?

Las ventajas del sistema de frenado por corrientes inducidas de nuestros dispositivos son muchas. Ventajas de nuestros dispositivos:

  • Bajo mantenimiento: como el frenado es magnético, no hay piezas en contacto dentro del sistema.  No hay componentes, tales como pastillas de freno, que se desgasten o fallen.  Por todo ello nuestros dispositivos requieren menos operaciones de mantenimiento y presentan unos costos de propiedad reducidos.
  • Autorregulación: el sistema de frenado se autorregula, por lo que nuestros dispositivos se adaptan a un amplio rango de pesos de usuarios.  Tanto niños como adultos disfrutarán de la misma experiencia.
  • Suave y cómodo: tanto si el usuario salta, como si desciende o se aproxima a una plataforma, la experiencia será suave y cómoda.